lunes, 5 de mayo de 2008

Estreñimiento emocional

Resulta que este proceso aparte de dejarme un look a lo Mario Barakus también me ha hecho vivir de una forma intensa el estreñimiento. Mal que antes me había aquejado pero no de la forma brutal en la que se ha ensañado conmigo en este momento. Es culpa de la quimio.

 

Anoche;  mientras me tomaba una dosis de laxantes que felizmente tendrían a un elefante rogando jamás haber sufrido de este mal pero que a mi no me hace ni cosquillas, pensé en los momentos en lo que tenemos estreñimiento mental.

 

Pues a lo que me refiero con esto es a cuando nos llenamos de sentimientos innecesarios y emociones pegajosas y no logramos expulsarlos a tiempo, esos sentimientos que se endurecen y nos hacen sentir extraños.

 

El problema del estreñimiento emocional es que no hay laxantes ni lavados que ayuden,  un estreñimiento emocional puede durar toda una vida, por desgracia solo depende de uno mismo el poder “desocupar” nuestro corazón de tanta cosa.

 

El problema del asunto es saber identificar los sentimientos que deben ser expulsados, a veces se disfrazan y nos afectan sin q nosotros lo notemos, y se camuflan entre otros sentimientos para que no los descubramos. Esos son los que mas daño hacen.

 

Los malos sentimientos son los que olvidamos por qué nacieron, solo están ahí. Son cosas sin sentido que nos hacen daño.

 

A diferencia del estreñimiento común, en el que si sabemos qué es lo que nos está amargando el día,  el emocional resulta ser literalmente una mierda porque es una mezcla de tantas cosas q nos confunde, nos cega, no nos deja pensar claramente y lo peor es que puede trascender y dañar nuestra vida en otros escenarios. Recomendación... haganse un lavado mental y tomen mucha agua.

2 comentarios:

jairoa dijo...

Creo que empezare a tomar mucha agua.. luego de leer este post, encuentro una simple respuesta a algo que me pasa. En realidad a veces, si no tienes los problemas de los creas.

Fuerza con su cancer.

Mariana Loza dijo...

Hola!! He estado leyendo tu blog... que te puedo decir, comparto mucho contigo de lo que sientes, yo también tuve cáncer a los 25 años, un linfoma y pasé por lo mismo que tú... quimio, radio, biopcias, depre... Yo pude escribir de mi experiencia hasta que estuve fuera. Mi depre fue después del cáncer.
Sólo te pudo decir que la vida ya te cambió y nada será igual, verás las cosas muy diferente al resto de las personas...
Te paso mi blog por si quieres leerme https://aprendedelcancer.blogspot.com

Saludos!

Mariana