lunes, 11 de mayo de 2009

A veces siento que mis emociones le ganan a mi razón

A veces siento que mis emociones le ganan a mi razón, esos días pienso q me da rabia estar como estoy, esos días pienso que no es justo tener que ganarse facultades que otros tienen y malgastan. Esos días pienso que hay gente que intenta matarse mientras otros intentamos vivir, esos días pienso qué sería mi vida si nada de esto hubiera pasado, esos días pienso si no habría sido mejor morir y ahorrarme tanto padecimiento.

A veces mis sueños renacen de entre las cenizas, me hacen querer ser alguien normal, me hacen apreciar lo que antes podía hacer y ahora no.

A veces mis lagrimas me recuerdan esas cosas que antes hacía a diario y ahora difícilmente logro.

A veces no me resigno a haber perdido lo que perdí, entiendo por qué tenía tanto afán y me gustaría no tener que vivir esto. A veces ya no se cómo mas pedirle el milagro a Dios, creo que él se ríe de mi escondido detrás de alguna espesa nube.
A veces dejo de ser yo y dejo que mi ánimo y buena vibra se tomen un descanso. A veces no estoy de acuerdo con tanto sufrimiento en mi familia. A veces le pregunto a Dios ¿por qué mi felicidad no puede ser completa? ¿Nadie puede ser feliz y tranquilo?. Antes tal vez o sufría por mi salud sino por otras cosas.

Quiero esta vez decirle a Dios o a la vida, ¡¡¡déjenme en paz un ratito!!!, ya estoy mejor pero no estoy bien completamente. A veces pienso en mi abuelita, le pido que me de paciencia y me pregunto cómo hizo ella para soportar?

Es otro de esos días grises en los que tengo muchas preguntas y ni una sola respuesta.

Lo que todos me dicen, paciencia, pero es que ya no se qué estoy esperando.

4 comentarios:

Anita dijo...

Hola Diego! Creo que a todos nos pasa. Aunque cada situacion es especial. A mi, opr ejemplo, me paso con la muerted emi mama, me enoje, me parecio una partida muy pronto, muy antes de tiempo...nOs quedaron tantas cosas por hacer!! Pero al rato me doy cuenta que no tiene sentido llorar sobre la leche derramada. Pero es inevitable cansarse, gritar, renegar y porque no; PUTEAR!!
uN ABRAZO A LA DISTANCIA
Analia

EL JOKER dijo...

Y quien dijo que debes ser insuperable?

Claro!, Hasta el mas grande de los titanes a veces siente cansancio, a veces siente cosas que no le gustan. No eres un maniquí para estar perfecto y sonriente todo el tiempo.

Mede, es completamente humano sentir lo que sientes, y no debes dejarte agobiar por ser humano... asi como lloras ries, así como estas triste, tambien has estado feliz. Así como te sientes solo has estado en armónica compañía.

A todo eso se le llama vida, y yo tambien tengo una... muchos la tenemos... y tambien nos quejamos cuando estamos cansados.

Este post me muestra que eres humano... un ser humano muy valioso, uno que me enseña con cada palabra que escribe... uno ante el cual pondría mis letras a sus pies...

Y te admiro por eso Mede, por que eres un ser humano, y eso... eso no todos lo tienen.

Azariel dijo...

Diego, no sabes cuánto te entiendo; cuando llegue a tu blog fue buscando respuestas a lo que me ocurría y me tenia angustiado, en ti encontré un ejemplo, cada palabra que me envías para mí es importante; todas aquellas preguntas que te haces es tu experiencia, es tu vida y en ellas te haces grande y valioso, para tu familia, amigos, todos aquellos que crean tu mundo, y para todos los que también buscamos aquellas respuestas; tú ves lo que otros no pueden. Tú entiendes y sabes por lo que pase y créeme fuiste mi guía, gastando tu tiempo en enviarme aliento y más fuerza, fuiste generoso regalándome tus consejos, y es verdad que hasta las más poderosos pierden la fe y la fuerza.
Hubieron días en que me acostaba y le rogaba a Dios despertar sin parálisis, y al otro día al espejo le decía “¡¿porque a mí?!” mirando la parte inexpresiva de mi cara, ¿y sabes? no hay un porque, solo existe aceptar nuestra realidad, estrujando la experiencia, recorriendo el camino hasta el final, entendiendo que en algún momento caeremos y deberemos pararnos, siguiendo un rumbo que iremos trazando, para que otros puedan ver por donde caminar.
Y si existe un Dios decirle: “igual lo hice… viví mi vida”.
Un abrazo mi buen amigo, gracias.

)Azariel(

Carlos Mateo Beltrán dijo...

Querido amigo:
Sabes que eres muy especial para mí. Y no tengo respuestas para todas esas reflexiones que expones. Es justo que tengas bajones, es más, incluso necesario, para luego pararte a pensar y recapacitar sobre todo lo que te ha acontecido. No es fácil convivir con un cáncer, aparte de lo físico, el maldito cáncer se ceba de nuestros pensamientos. Pero una buena actitud hace que poco a poco se vaya derrotando.
No es justo que los que padecemos esto veamos la vida como algo maravilloso y los que no lo padecen la desperdicie y la maltrate, pero, párate a pensar, el no haber tenido esto, quizá fuéramos nosotros quienes no valorásemos todo lo que conlleva el vivir.
Desde aquí te mando todo mi cariño, todo mi ánimo, y sobretodo, te tiendo mi hombro para que cuando te sientas apenado, te reclines sobre él.

Un abrazo querido amigo.

P.d. Te he dejado un premio en mi blog.